viernes, 28 de marzo de 2014

Consolidación de una economía solidaria

Las acciones de Economía Solidaria están siendo implementadas de momento en sistemas no conectados.
Estamos en los comienzos de una coordinación de estos movimientos (Portal de Economía Solidaria). Movimientos como Marea Roja 9 tienen un posicionamiento muy prometedor hacia los desempleados.
Sin embargo, todavía no se platean circuitos económicos completos. Cada iniciativa es como un barquito navegando en el océano del sistema monetario del euro, de la Banca de Reserva Fraccional.
En muchos casos, como en las acciones de solidaridad o de voluntariado, se volatilizan en el momento que la acción finaliza o se termina el servicio de voluntariado. Su valor ni se contabiliza (Fundación Haz Lo Posible).
Cada acción tendría que dejar un depósito que pueda ser capitalizado, un activo de la nueva economía que sirva a su vez para mover la rueda de la nueva economía.
Este depósito son los activos de conocimiento en las maneras de hacer las cosas. Este conocimiento debe plasmarse en vías que se fijan en forma de circuitos de mercado en la nueva economía solidaria.
Estas carreteras se construyen como los circuitos para un nuevo dinero solidario. Los bancos de tiempo están floreciendo por doquier, como sistema de trueque de servicios. Deberíamos pagar todo el trabajo del voluntariado, con moneda alternativa, para hacer circular la rueda de la nueva economía.
Sin embargo, el sistema monetario para la economía solidaria no es un sistema trivial que se pueda poner en marcha por agregación de sistemas monetarios comunitarios como bancos de tiempo, monedas de trueque u otros. Se debe diseñar como una parte de una visión completa de una Economía Alternativa porque debe llevar embebida la función redistributiva que deberá ejercer el futuro gobierno tras la Gran Transición.
Debe llevar embebida la funcionalidad de las tasas, los impuestos capaces de financiar, entre otros, un embrión del salario básico ciudadano. Lo cual implica una aceptación de una autoridad de facto que coordina estos movimientos.
Implica, además, añadir a todas las monedas alternativas al servicio de todos los otros trueques y mercados la moneda del bien común, el SOBERANO DEL BIEN COMUN, que es la encargada, como los glóbulos rojos, de transmitir los réditos de toda la economía solidaria a los más desfavorecidos.
De hecho, poner en marcha este sistema sería el primer acto de poder, de doble poder, de contrapoder, de la coalición o partido que vaya a protagonizar el gran cambio por vía electoral. La experiencia sería extremadamente útil para hacer madurar las ideas y el consenso alrededor de la nueva constitución.

Una Moneda para cada Bien: SISTEMA MONETARIO PARA LA ECONOMÍA SOLIDARIA

Front Cover
Desperado PEREZ
Desperado Theory, 01 Nov 2013 - 341 pages
Preview this book »

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada