domingo, 17 de marzo de 2013

La corriente transformadora

Los postulados de la corriente transformadora son, en forma resumida, los siguientes:
Separación de funciones

La primera es que hay que separar las tres funciones del dinero:

1. Medio de cambio y pago

2. Depósito de valor

3. Unidad de medida del valor de las cosas

Hay una contradicción esencial entre las dos primeras funciones. Si es depósito de valor, se retira de la circulación, y entonces no sirve ya como medio de cambio y pago. Las dos funciones deberían estar separadas, al menos en monedas de tipo diferente.

En lo que sigue, analizamos el dinero fundamentalmente como medio de cambio y pago.

Quien emite dinero

Cualquier persona que ofrezca bienes y servicios para la venta en el mercado está capacitada para emitir moneda.

Un corolario de este principio es que dichos bienes y servicios deben ser de demanda diaria y se ofrecen a precios que se publican y son competitivos.

clip_image002

E.C. Riegel lo expresa de esta manera en “Flight from Inflation”: "Un aspirante a emisor de dinero debe, a cambio de los bienes o servicios que compra en el mercado (con su moneda), poner sus propios productos o servicios en el mercado. En esta simple regla de equidad radica la esencia del dinero". Y aclara el punto, diciendo:" El que quiera crear dinero para comprar bienes o servicios deben estar preparado para producir bienes o servicios con los que comprar dinero".

El punto es que el dinero es un dispositivo que creamos con el fin de facilitar el intercambio recíproco. Eso significa permitir que un proveedor de bienes y servicios valiosos pueda recibir a cambio el valor equivalente de otra persona. Es una manera de permitir que utilicemos indirectamente las cosas que producimos y vendemos para pagar las cosas que compramos. El dinero es una especie de marcador de posición, un instrumento que permite a quien ha entregado y promete entregar bienes o servicios la recogida de los bienes o servicios del mercado que uno pueda desear.

Es decir, que la moneda es una promesa de pago de un bien o servicio.

clip_image006

clip_image008

clip_image010

image

El segundo corolario es que nadie está obligado a aceptar esa moneda. La gente aceptará la moneda en primer lugar si está interesado en los productos que ofrece, y en segundo lugar si la reputación del emisor y la popularidad del producto la hacen aceptable como moneda para otros intercambios.

Para que esa moneda sea legal, el Estado garantiza que cada productor cumple con sus promesas.

image

Una vez cubierto el ciclo, el productor destruye la moneda.

Es más, la moneda debe tener una caducidad, para que se extinga en el mercado al mismo tiempo que pueda caducar el producto o servicio que ofrece.

Modelo general de una empresa

Para explicar los principios, comenzamos con un enfoque simple, suponiendo que todos los negocios se hacen con Moneda Comunitaria (CC – Community Currency).

Cada empresa emite su propia moneda comunitaria por el valor total de compra de las ventas totales para el período siguiente.

· Se paga con esta moneda la mano de obra, las materias primas y los suministros y los servicios. Es, por tanto una forma de auto crédito.

· Se reserva una parte para pagar los impuestos.

· Se reserva una parte para el beneficio previsto. Un beneficio que necesitamos para poner en marcha la acumulación con que mejorar la producción o crear nuevas empresas.

· Los receptores del pago utilizan este dinero para ir al mercado y cambiarlo por los bienes que necesitan.

· La gente que necesita los productos de esta empresa produce, adquiere la moneda en el mercado cambiario para comprar esos productos.

Este es el principio básico.

La masa monetaria, que es una masa multi-monetaria, se autoajusta de forma automática a la cantidad de bienes que va a haber. El riesgo de inflación es casi nulo.

image

Autocrédito de los productores

En la práctica, si hablamos de empresas o cooperativas de tamaño mediano o pequeño, esto puede hacer que el mercado de cambio de divisas demasiado engorroso. Las empresas se pueden asociar y utilizar una unión monetaria para todos los que prestan el mismo tipo de productos o servicios.

clip_image017

clip_image018

El camino hacia la transformación

El camino hacia la transformación es el camino de las economías alternativas.

Todas estas acciones de economía alternativa están siendo implementadas de momento en sistemas no conectados. Estamos en los comienzos de una coordinación de estos movimientos (Portal de Economía Solidaria). Movimientos como Marea Roja 9 tienen un posicionamiento muy prometedor hacia los desempleados.

Sin embargo, todavía no se platean circuitos económicos cerrados. Cada iniciativa es como un barquito navegando en el océano del sistema monetario del euro, de la Banca de Reserva Fraccional. Cada moneda comunitaria solo recorre un circuito muy limitado de la economía solidaria.

Los bancos de tiempo están floreciendo por doquier, como sistema de trueque de servicios.

En muchos casos, como en las acciones de solidaridad o de voluntariado, se volatilizan en el momento que la acción finaliza o se termina el servicio de voluntariado. Su valor ni se contabiliza (Fundación Haz Lo Posible). Deberíamos pagar todo el trabajo del voluntariado, con moneda alternativa, para hacer circular la rueda de la nueva economía.

Tendría que dejar un depósito que pueda ser capitalizado, un activo de la nueva economía. Este depósito tiene que ser en forma de vías, en forma de circuitos completos de mercado en la nueva economía solidaria.

El volumen de la economía solidaria, de momento invisible, es un volumen nada desdeñable:

“Llegamos pues a unas cifras que dan para hacer mucho para los desempleados y desempleadas, los precarios. 6M€ al mes, en una concentración urbana de 1 millón de habitantes, con un 25% de paro, un 10% de ellos afiliados al programa de economía solidaria, estamos hablando de unos 250€ por afiliado. Es decir en acciones cuyos resultados se pueden palpar y significar una diferencia. Es un sistema escalable. Cuantos más afiliados, mas horas de trabajo en bancos de tiempo, en voluntariado, mas colección de excedentes. Todas las cifras las hemos dividido por el mismo coeficiente de afiliación, un 10%.

https://sites.google.com/site/desperadostheory/simulation/insula-economy

Sin embargo, el sistema monetario para la economía solidaria no es un sistema trivial que se pueda poner en marcha por agregación de sistemas monetarios comunitarios como bancos de tiempo, monedas de trueque u otros.

Se debe diseñar como una parte de una visión completa de una Economía Alternativa (THE DESPERADOS ALTERNATIVE ECONOMY) porque:

1. Debe hacer visible toda la parte invisible del valor añadido aportado por el voluntariado

2. Debe llevar embebida la función redistributiva que deberá ejercer el futuro gobierno tras la Gran Transición. Debe llevar embebida la funcionalidad de las tasas, los impuestos capaces de financiar, entre otros, un embrión del salario básico ciudadano. Lo cual implica una aceptación de una autoridad de facto que coordina estos movimientos.

De hecho, poner en marcha este sistema sería el primer acto de poder, de doble poder, de contrapoder, de la coalición o partido o movimiento que vaya a protagonizar el gran cambio. La experiencia sería extremadamente útil para hacer madurar las ideas y el consenso alrededor de una nueva constitución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada